Parques de Bomberos

Chantada / Sada /Villalba / Viveiro
2008-2010

El edificio presenta, desde su concepción inicial, un esfuerzo de modulación y estandarización, buscando una imagen homogénea y adaptable, se prevén los huecos, tanto de iluminación, como de acceso y servicio. Los grandes huecos verticales, tamizados con un guiño a la naturaleza y a la razón primera del edificio, y el movimiento de cubiertas, que se adaptan a las distintas dependencias con inclinaciones cambiantes, buscan la transición entre espacios de mayor altura a menor. En la zona de talleres y camiones, estos se hacen los protagonistas cobrando color, dimensión y escala en los propios portones. Esta es la parte más alta e industrial del edificio. A partir de aquí se desarrollan las distintas dependencias y funciones del programa, perdiendo altura hacia el límite habitado, donde se encuentran las áreas verdes. Persiguiendo también la privacidad de las funciones con mayor carácter habitacional.

Parques Comarcales de Bomberos.